Home

enrique-pena-nieto-sin-copete-grande

En esta ocasión mi estimado lector le comparto un documental realizado por la editorial Clío acerca del ex presidente Carlos Salinas de Gortari (México 1988-1994), a partir del cual haré una breve comparación con el que se ha dicho es su ahijado político, el actual presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La relación Salinas-Peña es lo que llamamos comúnmente un secreto a voces, diría yo más que un secreto es algo público y más que a voces yo diría es de facto, por lo tanto para mí ésta es una relación pública – y política – de facto. A continuación mis argumentos.

–       Primero que nada los dos pertenecen al mismo partido, el PRI (Partido Revolucionario Institucional), por lo que más que una relación formal, es de trabajo y de política.

–       Recordemos que el padre del presidente actual se llamaba Gilberto Enrique Peña del Mazo, resaltamos del Mazo, ya que es una familia política importante y que han ocupado altos cargos públicos y de elección popular. Durante el sexenio de salinas los del Mazo ocuparon algunos cargos menores y en el extranjero.

–       La relación familiar-política más sobresaliente y reciente es el nombramiento de Claudia Ruiz Massieu Salinas, sobrina de Carlos Salinas, al frente de la secretaria de turismo para el sexenio de Enrique Peña Nieto.

–       En estos enlaces podrá apreciar con más detalle estas relaciones de poder:

Tufo a Salinas, en gabinete de Peña – http://www.proceso.com.mx/?p=326550

“El nuevo gabinete: entre el grupo Atlacomulco y Salinas – http://www.proceso.com.mx/?p=326799

La otra vertiente en donde podemos apreciar esta relación proviene de algunas notas más o menos recientes de los medios de comunicación, más precisamente de algunos diarios en México que resaltaron la mancuerna Salinas-Peña desde al accionar político del mexiquense, desde su forma de hacer política, tema que tuvo realce durante la campaña presidencial de Peña Nieto, ya que observamos algunos slogans, ideas de campaña e imagen muy parecidas a las que presentó y utilizó Salinas en la propia y para la misma contienda, sólo que 24 años antes.

En efecto, como ya hemos visto durante el año pasado es que hay varias concordancias entre ambos políticos, pero eso queda para el registro, for the record, pero lo importante, lo que yo pienso que realmente nos debe comenzar a interesar o preocupar es el accionar político de EPN y su equipo de trabajo para el futuro a corto y largo plazo.

Con ello me refiero puntualmente a su toma decisiones, el  rumbo que le darán al país, las maniobras políticas, el manejo de la agenda nacional, las prioridades para el país, medidas contra los problemas actuales en México como narcotráfico, corrupción, trafico de armas, violencia, economía, inversión extranjera, turismo y educación, etc; es decir, si existen dichas similitudes entre Peña Nieto y Salinas de Gortari habría que preocuparnos y no lo digo por decir, hago énfasis y quiero recordar un tema en específico:

El error del 94, un error que vino después de que Salinas dejó el poder, error que se minimizó, pero que en realidad fue terrible y muy grande, que tuvo como consecuencia la devaluación del peso y una fuerte crisis económica en todo el país, por lo cual muchas personas perdieron su patrimonio, es por eso y por algunas otras razones que debemos repensar y reflexionar acerca de lo que las decisiones del gobierno peñanietista nos pueden deparar.

Esa visón mía me parece sería evidente hacia el 2018, fin del periodo de Peña Nieto; aunque no me atrevería yo a vaticinar nada, porque no soy médium, ni profeta, solamente pretendo hacer cálculos políticos apelando a la historia reciente y teniendo en cuenta que la historia se repite, claro dependiendo de un montón de variables pero dando la posibilidad estadística a cometer los mismos errores, basado esto en la observación y en las variables obvias como: la misma procedencia partidista, la continuidad de las mismas familias políticas – priístas – en altos cargos y en el accionar político que ahora analizaré.

Con respecto al documental, si usted ya vio el video tendrá que verlo de nuevo o si tiene buena memoria sabrá que el narrador (¿Krauze?) en el minuto 3:55 dice lo siguiente:

“Al día siguiente busca a la cúpula del PAN para confirmar su legitimidad”

Esto lo dice porque como vemos en los minutos anteriores se sospecha fuertemente de un fraude en la elección presidencial, ya que parecía que Cuauhtémoc Cárdenas candidato por el PRD (Partido de la Revolución Democrática) sería el ganador, pero en la madrugada habría “la caída del sistema” en el conteo de votos de la elección presidencial anunciada por el entonces encargado y secretario de gobernación Manuel Bartlett (ahora perredista), de lo cual se derivaría el triunfo de Carlos Salinas de Gortari como presidente. Hay que añadir a lo visto en el documental que el candidato del PAN Manuel Clouthier al año siguiente de celebrada la elección murió inesperadamente en un accidente.

Hago este recuento ya que las últimas dos elecciones presidenciales en México (2006 y 2012) han estado a la sombra del fraude; en el caso de Peña Nieto de igual forma hay un importante porcentaje de ciudadanos inconformes con los resultados de dichos comicios, creen que hubo fraude. Basta ver lo sucedido en las redes sociales en México y las marchas durante la campaña de EPN y las fuertes protestas que surgieron a lo largo del país reclamando fraude e imposición después de celebrada la elección y el día de su toma de protesta como presidente.

Con ello no quiero afirmar si hubo fraude o no, ni si los que reclaman imposición tienen la razón o los que votaron por EPN, solamente cabe señalar estadísticamente el porcentaje de mexicanos que usa Internet y redes sociales, los cuales mostraron de manera aglutinante su inconformidad a través de distintos medios.

Este hecho ha causado controversia y polémica alrededor del triunfo del priísta, por lo que las semejanza entre Salinas y Peña se mantienen. Puntualizo en ello ya que como lo vimos en diciembre pasado Enrique Peña Nieto logró un día después de rendir protesta concretar con el presidente del PRD y del PAN el Pacto por México. No sé a usted, pero a mi los encabezados de los periódicos de esa semana me parecieron idénticos a lo que se narra en el video sobre lo que hizo Salinas después de la controversial sospecha de su triunfo.

Encuentre usted mismo las diferencias:

Al día siguiente busca a la cúpula del PAN para consolidar su legitimidad

Y al día siguiente de su toma de protesta Enrique Peña Nieto logró que las cúpulas del  PAN y el PRD firmarán el Pacto por México.

Enrique Peña Nieto no consiguió su objetivo de tomar posesión de la Presidencia de la República con el Pacto por México ya firmado. . Pero lo logró un día después de rendir protesta. Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD, accedió a signar el acuerdo con el PRI y el PAN.” (http://www.proceso.com.mx/?p=327664)

Me parece que la prensa tradicional no notó este hecho, lo omitió, les dieron línea o quizá solamente sea parte de mi basta imaginación… pero yo veo que la maniobra política para buscar legitimar e inducir la opinión pública ante un supuesto fraude por parte de EPN es la misma que usó Salinas en su momento.

Y el análisis sobre estas semejanzas políticas da para más, habría que recordar el artilugio del “Nuevo PRI”, el cual fue parte fundamental del marketing en la campaña de Peña Nieto y que curiosamente proviene de Salinas de Gortari y de Luis Donaldo Colosio, así es, el ex candidato era el ahijado político de Salinas y cuando fue su toma de protesta como presidente nacional del PRI, cuatro años antes de su muerte, expelió la magna idea de un Nuevo PRI.: “A partir de hoy todas las batallas del pueblo tienen necesariamente que ser las batallas del nuevo Partido Revolucionario Institucional”. (véase https://lacolumnamx.wordpress.com/2012/12/21/195)

Es así mi estimado lector que apelo a la historia, apelo a la razón y a la noble tarea de reflexionar para estimar con bases firmes la estrecha relación entre el salinismo y el peñanietismo; y lo invito a que ponga mucha atención en la estrategia que utilizará Peña con respecto al nuevo brote del EZLN.

Por el Opinador

@LaColumnaMx

Anuncios

Un pensamiento en “Del regreso del chupacabras o el copete reloaded

  1. Pingback: El arresto de Gordillo. ¿Amor apache o amor del bueno? | La Columna de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s