Home

Peña Nieto meme

Desde hace algunas semanas hemos leído en distintos sitios y de distintas plumas las consecuencias que traerán las leyes secundarias de la Reforma en Telecomunicaciones; como lo han afirmado y demostrado varios medidos, dicha reforma censurará el Internet y los medios en línea en México.

Dado el apoyo e impulso tanto político, legislativo y partidario que han tenido las reformas propuestas por la administración EPN, considero que dichas reformas tienen muchas posibilidades de ser abaladas y promulgadas, ahora la pregunta es:

¿Qué consecuencias traería la censura en Internet?

Existe una estrecha relación entre los siguientes conceptos: Medios de comunicación, corrupción y desarrollo económico. De acuerdo a Federico Reyes Heroles esta relación surge de la siguiente manera:

“Ahí donde hay más libertades [países], libertades quiere decir que los noticiarios puedan anunciar con toda libertad lo que está sucediendo en una sociedad, que los periódicos puedan publicar lo que les venga en gana, libertad quiere decir que haya  posibilidad de expresar y denunciar, ahí la corrupción disminuye sistemáticamente”

Es decir, que la censura en medios, así como la incapacidad de informar de éstos, fomenta el incremento de la corrupción y si ésta última aumenta, eso afecta directamente al crecimiento económico del país, incluso dichas prácticas ilegales les cuesta a las naciones un alto porcentaje de su PIB.

Por lo tanto si en México tendremos más censura a los medios de información, luego entonces la corrupción aumentará y el desarrollo económico disminuirá.

El tema de la corrupción en el país salió a relucir en el programa México Social de Once Tv (Canal 11), en ese mismo espacio Reyes Heroles plantea la relación entre la corrupción y los países desarrollados. En décadas anteriores se pensaba que al llegar a un alto desarrollo económico la corrupción disminuía, pero ahora sabemos que para llegar a ser un país de primer mundo debemos terminar con la corrupción.

Durante muchos años los gobiernos mexicanos nos vendieron esa vieja ridícula idea y en la actualidad la percepción sobre la corrupción en México no ha variado mucho y no se ha avanzado en el combate  al corrupción, puesto que ocupamos el lugar 106 de 177.

La triste historia

Sin duda cuando uno lee la historia de los medios de comunicación en México no puede evitar sentir un dejo de tristeza e incluso de rabia, ante la censura que ha vivido la prensa mexicana a lo largo de los años.

En textos anteriores ya hemos tratado ese tema: “Bueso aseguró que esto era importantísimo para el general, porque el general era hombre de gran porvenir político, que debía por ende moverse con actividad y tino para aumentar su prestigio y propagar su renombre por todas partes” (pp.122)

Y su nombre, de periódico en periódico, gritado en todos los tonos, escrito con cuantos caracteres de imprenta se conocen, se agrandaba como vejiga de hule a fuerza de viento, adquiriendo si no más sustancia sí más volumen, que era lo deseado.” (pp.148)

La cita proviene del libro El Cuarto Poder de Emilio Rabasa, del año 1888, lo que quiere decir que desde el nacimiento de la prensa y el poder político han mantenido cierta relación caótica. Esta novela versa sobre la censura a la prensa mexicana.

El ejemplo trata de ese México de finales del S. XIX y es una muestra de cómo los políticos mexicanos de entonces querían “inflar su nombre” a través de la prensa pagada. La propaganda política disfrazada de periodismo también es una forma de censura y por supuesto, desinforma ¿Le suena familiar este caso mi estimado lector?

No demos olvidar los múltiples intentos en el Porfiriato por censurar a la joven prensa mexicana. Es necesario recordar la historia para no permitir que sucedan los mismos abusos, no podemos permitir que el gobierno actual se convierta en un neoporfirismo.

Y ahora cuando pensábamos que en estos medios online podríamos tener libertad de expresión, resulta que el gobierno quiere limitarlos, lo que sería un retroceso en cuestión de derechos. Suena absurdo que comenzada la segunda década del siglo XXI, aún en México no hayamos logrado consolidar derechos tan básicos como la libertad de expresión.

¿Si los medios no informamos lo que sucede, quién lo hará, cómo nos enteraremos de la historia malograda, quién señalará las corruptelas y desfalcos al erario público?

¿Quién, sino los periodistas y medios nos informarían de un hecho como “El error del 94”, quiénes le darían seguimiento a masacres como las de 68 y las de Atenco y hasta los absurdos casos como el de la niña Paulette?

¿Con la censura cómo sabríamos de las ladies y los gentlemen que abusan de su poder político, sin las redes sociales cómo sabríamos los tres libros que marcaron la vida de Enrique Peña Nieto?

¿Quién exhibiría a Laura Bozzo, a Humberto Moreira, a Arturo Montiel o a Cuauhtémoc Gutiérrez con una censura de por medio? Estas denuncias a través de los medios de comunicación impiden el crecimiento de la corrupción.

Y las reflexiones dan para más, mientras que los políticos mexicanos lamentaron la muerte de Gabriel García Márquez y preparan sendos homenajes al Premio Nobel de Literatura, por otro lado esos mismos hipócritas están gestionando una inhibición a la labor periodística, la cual tanto impulsó García Márquez y a la que dedicó muchos años de su vida, incluso en el exilio. Pero de esto último poco se habla en los mass media.

Conclusiones

El problema es que los medios de comunicación en México fueron reprimidos, amordazados y censurados desde el S. XIX, se mantuvieron así en el S. XX y hasta en el S. XXI tienen los mismo problemas, incluso con la alternancia en el poder; y ni hablar de la autocensura e intimidaciones. Ahora la censura el gobierno pretende extenderla a Internet.

Ante esta situación, como ya lo han publicado distintos y variados medios web, para este 21 y 22 de abril los internautas debemos mostrar nuestra inconformidad con la censura en Internet con el HT: #ContraElSilencioMX y #NoMásPoderAlPoder.

Así mismo el 22 de abril ha sido convocada una manifestación en las calles, que partirá del Ángel de la Independencia hacia el Senado de la República, con el fin de rechazar las mencionadas leyes secundarias en materia de telecomunicaciones.

Dados los argumentos arriba citados es necesario que no permitamos más abusos de poder que limiten nuestros derechos más básicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s