Home

ice_bucket

Regularmente en este espacio tratamos temas de política; sin embargo, en esta ocasión me parece muy importante resaltar lo negativo del Ice Bucket Challenge.

Esta moda que comenzó hace algunos meses en Boston, se ha convertido en días recientes en tendencia mundial y mucha gente famosa se ha unido al reto por “una buena causa”. El reto consiste en tirarse un balde de agua helada para sentir en carne propia lo que sentiría un enfermo de Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Luego de tan aberrante acción se reta a alguien a que haga lo mismo, si lo hace tiene que donar 10 dólares a la causa y si no lo hace, 100 dólares.

Por increíblemente absurdo que parezca, la personas que tienen ingresos por más de 10 millones dólares al año prefieren entrarle al reto y pagar 10 dólares y seguir haciendo más grande el desperdicio de agua. Me parece un hecho lamentable e indignante que se desperdicie tal cantidad de recursos naturales.

Nunca faltan los adoctrinados que defienden a sus ídolos como Thalia, Belinda, J Lo., Bill Gates, Ronaldo, Messi, Marco Fabián… y demás nefastos, con el ridículo argumento de que solamente es una cubetita de agua; claro y no se ponen a pensar que no faltan los borregos que imitarán a esos cabezas huecas, por lo que el desperdicio de agua podría llegar a ser masivo.

Para mí es algo incomprensible el grado de estupidez en esta “buena causa”, es decir, desperdiciar el vital líquido a sabiendas de la escasez mundial y en la aguda crisis de agua que hay en países como África, o incluso la sequía que ha azotado el norte de México ¿Cómo puede haber tanta gente apoyando esta causa? ¿No pueden donar el dinero y ya? ¿Tienen que exhibirse? ¿Es necesario imitarlos para estar a la moda?

Yo les tengo un VERDADERO RETO: Si esos famosos saben que en el mundo mueren miles de personas de hambre cada día (24,000) y existen millones de pobres en el mundo (1, 290 millones) deberían dejar de comer todo un día entero para sentir hambre y dormir en la calle un día para saber lo que se siente la pobreza y además donar a esas causas.

Se podría llamar: True Poverty Challenge

¡Eso sí que sería un reto! Y no faltarán los fans que digan que sus ídolos nacieron en la pobreza y ahora son famosos; y probablemente sea cierto, pero eso no justifica desperdiciar agua.

Y a todo esto ¿En dónde están los videos de los chequesotes donados a la causa?

Sobre los adoctrinados y los borregos

Para no dejar de lado la parte teórica y sociológica del asunto y ampliar mis argumentos en contra del Ice Bucket Challenge quisiera retomar un ensayo de John Stuart Mill: Sobre la libertad. El utilitarismo.

A grandes rasgos el filósofo en dicho ensayo analiza los altos y bajos placeres del ser humano y señala que vamos camino hacia una degradación; así mismo expresa el camino para alcanzar la felicidad.

En cuanto a los placeres, Mill tiene una famosa analogía al respecto: “Prefiero ser un Sócrates insatisfecho antes que un cerdo satisfecho”.

Con ello se explica el grado de placer que puede alcanzar un ser humano, desde un placer elevado mayor que el de un animal, que es el placer más simple o un placer vil y mundano como echarse un balde de agua fía por pura diversión.

Pienso que hemos llegado al punto de buscar el placer por el placer, es decir, peor que el de los cerdos que solamente lo buscan por mero instinto, como saciar su hambre o reproducirse, ya que nosotros tenemos opciones y nos vamos por lo más vacuo. Nosotros por el raciocinio (supuesto en algunos casos) tenemos opciones, los animales no, por lo tanto la condición humana actual es aún más denigrante de lo planteado por Mill.

Todo este rollo viene a colación porque gracias a nuestra inmunda vacuidad por conseguir placer, gracias a nosotros tenemos un montón de gente hueca que lleva las riendas del mundo, incluso de nuestro país. La demanda del placer rápido y simple tiene una demanda tremenda que ha llevado a enriquecer a la industria de lo popular, como la música y la televisión, y esos productos son los que hoy dominan al mundo.

Y estos ídolos que generan millones de ganancias gracias a nuestros placercitos, de gente adoctrinada educada e inducida por el sistema, son quienes “piensan” que el Ice Bucket Challenge es una maravillosa idea, y que además con tal de generar simple diversión y seguir una vacía moda, por puro placer, surgen esos miles de borreguitos que quieren hacer lo mismo y entrarle al reto.

El punto a destacar son las cosas tan vacías que nos causan placer, es decir, ver un video con fails del reto, hacerlo, imitarlo, entrarle ¿Por qué no hallamos placer en otras cosas?

Porque el sistema mundial es así, la educación va encaminada hacia la mediocridad, hacia el conformismo, a aceptar el mundo tal como es y si eso está de moda, pues bien lo hacemos y listo, no se reflexiona en absoluto. Si vivimos en un autoritarismo está bien, así son las cosas y ya, si nuestra televisión es pésima monopólica y decadente está bien, veamos las entrevistas de EPN en Hoy y listo, no pasa nada.

Y los que no aceptamos el mundo cómo es somos llamados chairos, izquierdistas y demás calificativos despectivos, como anarquistas, inadaptados, resentidos o antisociales ¿Para eso sí tenemos un léxico extenso? ¿Casualidad?

Sinceramente no me siento orgulloso de pertenecer a una sociedad que ve con buenos ojos que desperdiciemos el agua, y no sólo por el mentado reto, sino por todo lo que hacemos día con día, terminar con este hermoso planeta, ni me siento orgulloso de una humanidad que no se espanta al ver morir a tanta gente de hambre y en la pobreza, ni tampoco de aquellos que cegados por la indiferencia se muestran conformes con la represión y la burla de los gobiernos del mundo.

Como una introducción al tema de los adoctrinados y los borregos, le sugiero al lector revisar el libro Apocalípticos e Integrados de Umberto Eco.

Conclusiones

“¿O que a pesar de ser un cómico de televisión analfabeta eres más respetado que todos los científicos, doctores y profesores del país juntos?”

Bart Simpson le gritó esas palabras a Krusty, cuando el payaso intenta suicidarse (Bart el soplón – 7×15). Creo que la frase ilustra muy bien el punto que tratamos en este texto y la clase del mundo en la que vivimos, de lo que nos gusta, de los que nos causa placer y en dónde lo encontramos.

Cabe aclarar que la frase no se debe tomar como discriminatoria hacia las personas de escasos recursos o que no poseen los medios para acceder a la educación, sino para ilustrar a lo que Krusty se dedica, al entretenimiento barato y al placer simple y mediocre como es característico en la serie, en comparativa con lo que otras personas pueden aportarle al mundo, sean estudiosas o no.

Por una mera cuestión romántica y nada más, es necesario citar a Hamlet de Shakespeare: ¡Qué obra maestra es el hombre! ¡Qué noble su raciocinio! ¡Qué perfecto y admirable en forma y movimiento! ¡Cuán parecido a un ángel en sus actos y a un dios en su entendimiento! ¡La gala del mundo, el arquetipo de criaturas! Y Sin embargo ¿Qué es para mí esta quintaesencia del polvo? El hombre no me agrada; no tampoco, la mujer, aunque por tus sonrisas pareces creer que sí.

Luego de esas bellísimas palabras nos queda reflexionar, en qué hemos devenido y el grado de decadencia que al que hemos llegado.

*** Hasta el 20 de agosto se han gastado cerca de 20 millones de litros de agua en el mencionado reto.

El Opinador

@LaColumnaMx

Un pensamiento en “Crítica al Ice Bucket Challenge

  1. Pingback: Desperdicio de agua por Ice Bucket Challenge | La Columna de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s